Los 9 errores principales que cometen los nuevos emprendedores

Así que tienes una gran idea, y quieres dejar tu trabajo y vivir el sueño del negocio, ¿verdad? Bueno, quien te dijo que era fácil estaba equivocado. Por suerte, otros empresarios lo han hecho antes que tú y están aquí para guiarte en el proceso para que puedas hacerlo más rápido sin cometer una tonelada de errores.

Los 9 principales errores que cometen los nuevos emprendedores

Error 1: No tener un plan

El primer error es pensar que tienes una gran idea y es hora de empezar sin un plan sólido. Una idea no te va a hacer rico. Tienes que tener pasos de acción sólidos y un modelo de negocio que realmente funcione.

Sé que los planes de negocios son abrumadores, pero hay una razón por la que las grandes empresas los tienen. Cuando tienes un plan, sabes dónde deberías pasar tu tiempo y sabes lo que quieren tus futuros clientes. No sólo publicas una actualización en los redes sociales y esperas que alguien compre tu producto.

Error #2: Gastar demasiado dinero al inicio

Es necesario hacer alguna inversión. Hay costos de inicio pero puedes mantenerlo simple. No tienes que ir a lo grande e invertir en un bonito y elegante sitio web por miles de dólares.

Puedes empezar con un presupuesto pequeño, encontrar esos primeros clientes y luego poner más en tu negocio. Así es como muchos empresarios exitosos han hecho despegar sus negocios.

Error 3: Tratar de hacer todo por ti mismo

El tercer error es tratar de hacer todo por ti mismo, especialmente cuando estás empleado en tu trabajo diurno todavía. Necesitas aprovechar tu tiempo.

Para empezar, sólo hay que dar pasos de bebé. ¡Escoge una cosa que no te guste hacer o que sepas que te llevaría mucho tiempo hacer y pide ayuda! No siempre tienes que pagar por esto, puedes conseguir a un amigo, un familiar o aun conocido que quiera hacer practicas.

Error #4: Hacer las cosas perfectas antes del lanzamiento

El error número 4 es intentar que todo esté perfecto antes del lanzamiento y esperar demasiado tiempo para lanzarlo. Tomando demasiado tiempo para pensar y no suficiente tiempo para actuar.

Te recomiendo que pruebes, vendas y crees sobre la marcha. ¡Si pienso demasiado me quedo paralizado!

Error #5: No hacer encuestas a los clientes potenciales

El error número 5 es no entender realmente, realmente, quién es tu cliente ideal. Este es un gran error si no resuelves un problema real y urgente que tienen tus clientes ideales.

Así que se trata de hablar con los clientes potenciales y aprender más sobre sus frustraciones. Hacer encuestas es genial, pero hablar con ellos es aún mejor. Toma notas. Ponlas en una hoja de cálculo. Mira los temas comunes. ¿Qué dicen una y otra vez? ¿Dónde está la intersección entre lo que te apasiona y lo que ellos necesitan? ¡Eso es lo tuyo!

Error #6: Copiar a otros

El sexto error es no ser diferente de los demás y copiar a los demás. Recuerda que eres único. Sólo tú tienes tu propósito. Sólo tú tienes tu misión personal y tu sueño. Tu sueño es para ti y no es lo que alguien más está haciendo.

Aunque otras personas tengan éxito en lo que tú quieres hacer. ¡Eso es genial! Significa que hay un mercado para lo que quieres hacer y puedes darle tu propio giro.

Tienes una formación diferente y eres una persona completamente diferente y hay más de 7 mil millones de personas en el mundo. En otras palabras, el pastel es lo suficientemente grande como para que todos puedan tener una rebanada.

Error 7: No te apasiona tu idea de negocio.

El séptimo error es empezar un negocio que no te apasiona sólo para ganar dinero. Es muy importante que conozcas tus intereses, valores y motivaciones antes de empezar tu negocio. Empieza un negocio que te guste hacer porque nunca se trata sólo de dinero.

Error #8: Hacerlo solo

El octavo error que cometen los nuevos emprendedores es hacerlo solos y no tener un socio, un grupo de expertos o un entrenador que les ayude.

Una comunidad de personas que te apoyen es realmente lo que necesitas, así nunca estarás solo en esto.

Error #9: No empezar hoy

El último error es no dar pasos de bebé hacia adelante y una acción imperfecta todos los días. Este es realmente mi lema y cómo vivo mi vida. Tengo grandes sueños y metas también, pero todo se trata de dar pequeños pasos adelante cada día.

Deja un comentario