5 consejos para superar la pereza y ser productivo

¿Te acabas de dar cuenta de que ser perezoso es malo para ti? ¿Pensando en cómo superar la pereza? Aquí hay cinco pasos que pueden ayudarte a superar la pereza y a ganar impulso.

1. Ten claro lo que quieres lograr y por qué es importante para ti:

Antes de embarcarse en cualquier esfuerzo es esencial centrarse en lo que exactamente quieres lograr. Tener un objetivo final claro que cree un fuego en tu vientre te llevará hacia él. Si con frecuencia te ves atrapado en hechizos de pereza, reserva un tiempo para ir a tu interior y reflexionar sobre la persona que quieres ser, y la vida que quieres vivir. Tu brújula interior te mostrará el camino antes de que tomes ninguna decisión importante.

Aquí hay algunas preguntas sobre las que puedes reflexionar:

– ¿Por qué es importante que logre esto?
– ¿Cuáles son los resultados potenciales si tengo éxito y cómo me haría sentir?
– ¿Cuáles son las consecuencias de no tomar ninguna medida?

2. Deja de llamarte perezoso e identifica el verdadero problema:

Si te has acostumbrado a que te vean como el vago, es hora de quitarte esa etiqueta. Tienes que dejar de etiquetarte como “perezoso” o de aceptar esa reputación de los demás porque las etiquetas que le pones a tu identidad tienen un impacto significativo en tu psique. La forma en que nos vemos, positiva o negativa, influye en gran medida en nuestro autoconcepto y afecta la naturaleza de nuestros pensamientos y acciones.

Las etiquetas negativas como “perezoso” restringen tu potencial de crecimiento y a menudo son auto-satisfactorias. Tus palabras y acciones se reflejarán en el comportamiento perezoso. Si quieres superar la pereza, elimina esta etiqueta y reemplázala por otras positivas como “ingenioso, trabajador e inteligente”.

Mientras hace la transición para cambiar sus hábitos, tómese el tiempo para profundizar y encontrar la causa subyacente de su comportamiento pasivo. Descubre las posibles razones psicológicas que están causando tu llamada actitud perezosa. Puedes excavar el tema por tu cuenta, con un profesional de la salud mental, o un entrenador de vida. Recuerda que la pereza no es un rasgo de la personalidad, sino un hábito que puede ser cambiado con un esfuerzo consciente.

3. Prioriza las tareas y planifica en consecuencia:

Según la “Ley de la Eficiencia Forzada”, nunca hay suficiente tiempo para hacer todo, pero siempre hay suficiente tiempo para hacer lo más importante. Esto requiere que prioricemos y planifiquemos de manera que dediquemos tiempo sólo a las cosas que más importan en ese momento concreto, sin dispersarnos demasiado. Contrariamente a lo que la mayoría de la gente piensa, no es necesario estar “encendido” y en modo de trabajo todo el tiempo para superar la pereza.

Puedes hacer breves esprints de trabajo real enfocado que duran de 30 a 90 minutos. Entre tanto, tome descansos para relajarse y descansar la mente. Este tipo de patrón de trabajo asegura que no te quemes o sufras de fatiga mental, lo cual podría afectar tu eficiencia y productividad. Otro útil indicador es del libro Eat That Frog (Come esa rana) de Brian Tracy donde dice, “si tienes que comer dos ranas, cómete primero la más fea”. Si tienes dos tareas importantes ante ti, empieza con la más grande, dura e importante primero”.

4. Reconozca sus victorias y recompénsese en el camino:

Uno de los aspectos más gratificantes de trabajar duro es cuando empiezas a ver señales de éxito. En estos mini-hitos, lentamente comenzarás a cosechar los frutos de tu trabajo, y el premio que buscas se irá viendo poco a poco. Reconocer estas pequeñas victorias a lo largo del camino es una potente fuente de motivación que te ayudará a superar la pereza. Me gusta anotar mis éxitos en mi diario y contemplar mi viaje hasta ahora con un sentido de gratitud y aprecio por todos mis esfuerzos.

5. Manténgase equilibrado y saludable:

Es difícil estar al tanto de las cosas si te falta energía. Sentirse cansado, agotado y no estar en forma te agotará. Cualquier iniciativa se sentirá como una subida. Un estilo de vida equilibrado y saludable es imperativo si quieres rendir al máximo. Esto requiere que usted obtenga los principios básicos de una vida saludable: comer saludablemente, beber suficiente agua, estar físicamente activo, dormir lo suficiente y manejar sus niveles de estrés.

Otra práctica que es popular entre conocidos artistas de alto rendimiento como Tony Robbins es seguir una rutina matutina inicial que prepara la mente, las emociones y el cuerpo para sacar lo mejor del resto del día. Estas rutinas matutinas pueden incluir meditación, ejercicios de respiración profunda, oraciones matutinas y afirmaciones, una práctica de gratitud, y un desayuno saludable y nutritivo que mantendrá estables los niveles de azúcar en la sangre y proporcionará energía duradera.

 

Deja un comentario