10 formas de SUPERAR LOS MIEDOS en la vida

Muchas personas superaron el fracaso, al igual que usted puede superarlo. Salieron adelante utilizando unas cuantas técnicas sencillas que les permitieron ganar perspectiva en sus vidas y volver a centrar sus esfuerzos en sus objetivos. Estas estrategias para superar el fracaso son sencillas y a menudo se pasan por alto, pero son poderosas cuando se aprovechan de la manera correcta.

Pero al igual que con cualquier otra cosa en la vida, tienes que prestar mucha atención a tus pensamientos. Tienes que ser consciente de las cosas que estás pensando o de las historias que te estás contando a ti mismo. Nuestras vidas son un reflejo directo de los pensamientos que experimentamos a diario, así que tenemos que trabajar para superarlos, de lo contrario estamos condenados para la eternidad.

#1 – Toma conciencia de tus miedos

Antes de que puedas hacer algo para superar tus miedos, tienes que ser consciente de ellos. Reconoce que existen. No intentes evitarlos, huir o acobardarte. Eso es inútil. De hecho, eso sólo propagará aún más los miedos en lugar de permitirte contenerlos.

Si alguna vez has oído el dicho de que saber es la mitad de la batalla, no se han dicho palabras más ciertas en relación con nuestros miedos. Cuando podemos admitir primero que tenemos miedo, sea lo que sea lo que tememos, podemos trabajar para superar esos miedos. Pero sin admitirlo, prácticamente no hay manera de ganar esa batalla.

#2 – Obtén una imagen clara de lo que temes específicamente

Sé que hay una enorme cantidad de dolor asociado a nuestros miedos. Sin embargo, además de reconocer su existencia, tenemos que obtener una imagen clara de ellos. ¿A qué le tienes tanto miedo? ¿Qué es lo peor que te puede pasar?

Ten claros los miedos, pero no te obsesiones con ellos. Escríbelos, pero míralos con objetividad. Escribe un solo párrafo sobre qué es ese miedo, por qué existe y, posiblemente, de dónde procede. Haz esto para que puedas sacarlo de tu subconsciente y llevarlo a tu mente consciente.

#3 – Identifica todas las emociones asociadas a tus miedos

Una vez que haya pintado una imagen clara de sus miedos, identifique todas las emociones asociadas a ellos. ¿Se siente enfadado o triste cuando piensa en esos miedos? ¿Te sientes físicamente mal, como si estuvieras a punto de vomitar? ¿Cómo te hace sentir? Sí, es difícil revivir tus miedos conscientemente, pero es un paso importante en el proceso.

Al identificar todas las emociones asociadas a tus miedos, puedes entender mejor las que los alimentan a diario. ¿Con qué asocias más tus miedos? Este es un poderoso impulsor de nuestras acciones y comportamientos y debe ser abordado para entender mejor por qué hacemos las cosas que hacemos, y para apreciar mejor lo que nos retiene en la vida.

#4 – Comprende el núcleo de las emociones asociadas a tus miedos

A veces, necesitamos llegar al núcleo de las emociones asociadas a nuestros miedos. No basta con identificar las emociones y desprenderse de ellas, sino que tenemos que entender su origen si queremos superar algo. Cuando empiezas a rastrear el origen de tus miedos, es cuando empieza la verdadera transformación.

Rastrea las emociones. ¿Por qué te sientes enfadado o triste o asustado cuando estás en una situación de miedo? ¿Cuál es el verdadero origen de ese miedo? Cada emoción asociada al miedo puede remontarse a un momento de nuestra vida. A menudo, esas emociones están asociadas a nuestra infancia, antes de que fuéramos conscientes de los pensamientos o recuerdos. Pide ayuda a los demás si ese es el caso.

#5 – Llena tu corazón de gratitud y aprecio por lo que tienes

En el extremo opuesto a los pensamientos basados en el miedo, encontrarás el amor y la gratitud. La gratitud es una forma poderosa de superar el miedo porque hace que te centres en las cosas que sí tienes en lugar de vivir con miedo por lo que te pueden quitar o pasar en tu vida.

Llena tu corazón con una gratitud absoluta incluso por las cosas más simples de la vida. El aire que respiras. El corazón que late dentro de tu pecho. La capacidad de leer o hablar un idioma. La comida en tu plato. Por estar a dos metros del suelo. Literalmente, todo. Cuando te centras de todo corazón en la gratitud, poco a poco, tu vida se transforma con el tiempo.

#6 – Limpia físicamente tu cuerpo de toxinas durante al menos 90 días

Las toxinas pueden literalmente destruirte. Por mucho que creas que no pueden, lo hacen. Alteran la neuroquímica de tu mente y liberan neurotoxinas y hormonas del estrés en el cuerpo que afectan negativamente a nuestra salud. Limpia físicamente tu cuerpo de toxinas durante al menos 90 días. Sí, tanto tiempo.

Estoy hablando de un paréntesis de todo. Medicamentos recetados, alcohol, cigarrillos, drogas recreativas. De todo. Tu cuerpo es tu templo, y cuanto más lo maltrates con toxinas, menos posibilidades tendrás de superar tus miedos. Pero si adoras tu cuerpo y lo tratas como el templo que es, algunas cosas extraordinarias sucederán en tu vida.

#7 – Contribuye con tu tiempo y energía a una buena causa

La contribución al prójimo te aleja de los pensamientos basados en el miedo. Te centras en dar a los demás en lugar de preocuparte por tu propia supervivencia financiera o emocional. Así como el dolor y el miedo pueden hacernos daño, la contribución puede hacer exactamente lo contrario.

No me refiero a contribuir con tu dinero. Me refiero a dar tu tiempo a los que lo necesitan. ¿Cómo puedes contribuir con tu tiempo para ayudar a otros a tu alrededor? Si buscas, encontrarás. Y es a través de esa misma contribución que puedes cambiar tu enfoque y darte cuenta de la importancia de otras cosas en la vida en lugar de tus propios miedos.

#8 – Utiliza los ejercicios de respiración para superar tus miedos

La forma en que respiramos, puede dictar la forma en que nos sentimos. La falta de aliento se relaciona con el agotamiento del oxígeno en nuestra sangre. Cuando no hay suficiente oxígeno circulando en la sangre, pueden ocurrir varias cosas. El hecho es que, a medida que envejecemos, nuestros niveles de oxígeno descienden, y gran parte de esto tiene que ver con los malos hábitos respiratorios que desarrollamos en momentos de estrés, ansiedad y miedo.

Si quieres evitar una gran cantidad de estrés asociado a tus miedos, utiliza una serie de ejercicios de respiración y hazlos habituales. Para ello, utiliza la técnica de respiración 4-7-8. Toca con la punta de la lengua el borde de la parte superior de la boca. Inspira durante 4 cuentas, mantén la respiración durante 7 y exhala durante 8 cuentas. Continúe repitiendo esto hasta que el miedo y el estrés disminuyan.

#9 – Escribe y cataloga tus pensamientos para ganar perspectiva sobre sus miedos

Escribir en un diario tus pensamientos es una gran manera de controlar tus miedos y ganar perspectiva al mismo tiempo. Al escribir un diario, estás analizando tus emociones en el momento presente, pero reflexionando sobre cómo han surgido. Puedes hacerlo a través de una corriente de conciencia o mediante una cuidadosa reflexión.

Simplemente, no lo pienses demasiado. Escribe cómo te sientes en el momento presente. Si tienes miedo, descríbelo. Te ayuda a plasmarlo en un papel delante de tus ojos. Pasa de lo abstracto al mundo real, donde puedes diseccionar y descartar esos miedos más fácilmente que cuando están ocultos en las capas subconscientes de la mente.

#10 – Confía en el apoyo de otras personas cercanas para que te ayuden

A veces, simplemente no podemos hacerlo solos. Necesitamos el apoyo de los demás. No tengas miedo de encontrar un hombro en el que apoyarte. No tengas miedo de coger el teléfono y llamar a alguien que pueda ofrecerte una luz de guía. No hay nada malo en ello, y aunque tu ego pueda parecer magullado en el momento, te lo agradecerá después.

Como seres humanos, dependemos del amor y el apoyo de los demás a nuestro alrededor. Somos seres emocionales y necesitamos el amor de quienes nos rodean. Así que, ¿por qué no apoyarse en ellos? Los demás pueden ayudarte a alejar tus miedos y darte una mayor perspectiva desde una mirada externa, lo que a menudo puede marcar la diferencia en nuestras vidas.